4 mejores estrategias de inversión inmobiliaria para principiantes

Todos los comienzos son difíciles. Aunque la inversión inmobiliaria es una de las mejores formas de ganar dinero tanto a corto como a largo plazo, a los recién llegados les resulta difícil elegir la estrategia adecuada para adentrarse en este apasionante negocio. Si quieres que 2020 sea tu año más rentable, aquí tienes las 4 mejores estrategias inmobiliarias de Housers para inversores principiantes:

Invertir en propiedades de alquiler a largo plazo

Comprar una propiedad de inversión para alquilarla a largo plazo ha sido y sigue siendo una de las mejores formas de ganar dinero en el sector inmobiliario. El beneficio más importante de los alquileres tradicionales es que un inversor consigue ganar dinero tanto a corto plazo (a través de los ingresos por alquiler) como a largo plazo (a través de la revalorización del inmueble). Además, los alquileres a largo plazo proporcionan una fuente de ingresos más estable, además de una menor tasa de rotación y requieren menos gestión y mantenimiento que las propiedades de alquiler a corto plazo.

Si crees que esta puede ser la estrategia adecuada para iniciarte en la inversión inmobiliaria, te interesará conocer las principales ubicaciones para esta estrategia de alquiler en 2020. Según datos de Mashvisor, una empresa de análisis de datos inmobiliarios, Pittsburgh, Detroit, Palm Springs, Baltimore, Filadelfia y Cincinnati ofrecerán la mayor rentabilidad en efectivo a nivel de ciudad en 2020.

Invertir en propiedades de alquiler a corto plazo

Otra estrategia inmobiliaria que encanta a los nuevos inversores es invertir en alquileres a corto plazo, también conocidos como alquileres de Airbnb o alquileres vacacionales. La idea básica es similar a la de invertir en alquileres tradicionales, pero esta vez alquilas tu propiedad a corto plazo -generalmente por noche- en lugar de hacerlo mensualmente o incluso anualmente. Las propiedades de alquiler a corto plazo ofrecen algunas ventajas importantes en comparación con sus homólogas a largo plazo. En primer lugar, para ganar dinero con Airbnb, no es necesario comprar una propiedad de inversión. Puede empezar alquilando una o dos habitaciones de su vivienda principal o alquilándola cuando esté de viaje.

Comprar y mantener

Una de las estrategias de inversión inmobiliaria más populares y adecuadas para los principiantes es la de comprar y mantener. Esta estrategia consiste en comprar una propiedad inmobiliaria y mantenerla a largo plazo, hasta que la revalorización natural haya aumentado su valor lo suficiente como para que tenga sentido venderla. La clave del éxito de esta estrategia inmobiliaria es comprar una propiedad por debajo del valor de mercado y/o en un mercado frío (de compradores) que se espera que se caliente en los próximos años. Esto ayudará a acelerar la revalorización y le permitirá ganar dinero más pronto que tarde.

Como ya puede adivinar, comprar y mantener bienes inmuebles es una forma de ganar dinero a largo plazo y no a corto plazo. Esta es una gran desventaja en comparación con las dos estrategias anteriores. No obstante, puedes combinar la compra y retención con el alquiler a corto o largo plazo para obtener la máxima rentabilidad.

Arreglar y voltear

Mientras que las tres primeras estrategias no eran necesariamente pasivas, la cuarta en la lista de las mejores estrategias de inversión inmobiliaria para principiantes es una realmente activa. La estrategia de “arreglar y voltear” consiste en comprar una propiedad en mal estado, realizar los arreglos y reparaciones necesarios y venderla a otro inversor inmobiliario o comprador de viviendas. El beneficio que se obtiene es la diferencia entre el precio de venta y el de compra, además de los arreglos y reparaciones.

La ventaja más importante de invertir en casas es que se gana dinero rápidamente y que no se tiene que poseer una propiedad de inversión a largo plazo. Esto hace que esta estrategia sea una opción ideal para aquellos que quieren probar el negocio inmobiliario y aprender más sobre él antes de decidir si se comprometen con él a largo plazo o no.